La mejora constante de la confiabilidad operacional radica en la evolución y desarrollo de los procesos de gestión y la disponibilización de información para la toma de decisiones. En paralelo al desarrollo de la industria, distintas herramientas se han desarrollado a fin de mejorar los resultados de una organización, desde una gestión reactiva a una prescriptiva, utilizando la información para agregar valor. Hoy, en la mayoría de las industrias, existe la posibilidad de avanzar hacia una gestión prescriptiva. Esto significa seleccionar las mejores acciones que optimizan la situación inicial considerando todos los posibles escenarios, dicho de otra manera, se optimiza el quehacer de una organización focalizando los esfuerzos de forma eficiente, efectiva y eficaz.

Nivel de especialización y Analítica de Datos

Este enfoque materializa la visión de la organización mediante la creación de valor sustentable en el tiempo. En esencia, es evolucionar de analizar “qué pasó, qué pasa y pasará” a analizar “qué se debe hacer”. La analítica realizada en una gestión prescriptiva se observa en la mejorar la efectividad de los planes de mantenimiento, reducción de los costos de producción, asignación eficiente los recursos de mantenimiento, mejora en la calidad y percepción del valor de cada producto, de manera que aumenta la productividad de la organización, lo que se ve presentado en el OEE del proceso completo.

Para definir las mejores acciones para la gestión de la confiabilidad operacional mediante un análisis prescriptivo implica la combinación de:

  1. Métodos de monitoreo en tiempo real
  2. Aplicación de modelos de predicción
  3. Evaluación de distintos escenarios mediante herramientas de simulación
  4. Optimización y selección de las mejores alternativas
  5. Una cultura de mejora continua en todos los niveles (estratégico, táctico y operativo)

Esto permite, en términos de la gestión de los activos físicos, optimizar el costo global de ciclo de vida.

En la práctica, las organizaciones utilizan distintos softwares y estudios para soportar la Confiabilidad operacional. Estas herramientas usualmente no se encuentran integradas entre sí. Esto que da cuenta de un alto nivel de fragmentación de la información y entre áreas. Frecuentemente, esto deriva en análisis con visiones distintas de los procesos.

Un mejor enfoque es usar una plataforma integrada para la gestión del desempeño de activos. Este tipo de software permite unificar los criterios, análisis y evaluaciones que soportan la mejora continua del desempeño. Un aspecto clave a la hora de evaluar estas soluciones, es su capacidad de analizar tanto equipos como sistemas. El desempeño de los equipos es relevante en la medida que impacta positivamente a los sistemas productivos, y finalmente al negocio. De este modo, se cierra el vínculo entre desempeño de equipos, Confiabilidad operacional y Gestión de activos.

Abramos la conversación. Comenta tus ideas.

Para mayor información de como RMES Suite lleva este proceso, nuestros análisis y servicios escríbenos a contacto@rmesanalytics.com

Por Sebastián Soto de RMES Analytics ©

 

2 Comments

  • Jaime Meza dice:

    Interesante propuesta de tener una única plataforma integrada, sin embargo veo que esto tendría que superar el hecho de que esta plataforma tiene que pasar por un proceso de adaptación a la empresa y la empresa a la plataforma, y que dependiendo del sector industrial, esta debería estar ya hecha a la medida. No hay mayor detalle, pero me pregunto que tanto es posible integrarla al ERP existente de la empresa, como por ejemplo a un ERP-SAP Business One.

    • Es una plataforma diseñada para adaptarse al proceso y a los sistemas relacionados a la gestión de los activos ( Mantenimiento y Operación ) En el Caso de SAP y cualquier ERP equivalente cuenta con conectores de datos y una estructura interna que le permite la integración natural.

Leave a Reply